Psicoterapia individual

Mi forma de hacer psicoterapia esta informada por las diferentes orientaciones en las que me he ido formando a lo largo de estos años, por mi propio proceso personal y mis experiencias vitales. Considero a la persona desde una perspectiva holística, formando un todo integrado, y atiendo a los diferentes aspectos que nos forman: corporales, emocionales, cognitivos, conductuales, sistémicos y transpersonales.


Bajo mi punto de vista, la psicoterapia es principalmente un encuentro entre dos personas. Ofrezco un espacio en el que explorar, apoyar y acompañar los procesos que esta viviendo la persona de una forma segura y respetuosa. Creo profundamente en la capacidad de autoregulación y autoorganización de los seres vivos, especialmente cuando se encuentran en un contexto favorable.


El proceso terapéutico permiten a la persona restablecer el contacto con su mundo interior, observarse, tomar conciencia y, en definitiva, obtener una perspectiva mas amplia de la propia vida y aumentar la capacidad de realización personal.


Mis sesiones combinan diferentes aproximaciones psicoterapéuticas, especialmente la psicología humanista, la terapia Gestalt y psicoterapia transpersonal, junto con el trabajo corporal, la meditación, el uso de la música y la respiración, desde un enfoque psicoterapéutico integral y centrado en el cliente.


A quien va dirigida

Existen diversos motivos para decidir hacer una psicoterapia individual:

– Ansiedad, fobias y obsesiones.
– Depresión, estancamiento y soledad.
– Rupturas sentimentales, perdidas y duelos.
– Dificultad para controlar los impulsos y dependencias.
– Crisis vitales y falta de sentido de la vida.
– Crecimiento personal y desarrollo de nuevos recursos y potenciales.
– Integración de experiencias transpersonales, trabajos con estados expandidos de consciencia y apoyo a personas que atraviesan una emergencia espiritual (Ver Sesiones de Integración).


Duracion de la psicoterapia y formato de las sesiones

La duración de la psicoterapia es variable en función de la demanda de cada persona, y responde de una forma específica a sus necesidades del momento. Partiendo de las características concretas de cada caso, el psicoterapeuta y el cliente acuerdan conjuntamente los objetivos y la duración del tratamiento, estableciendo un plan de trabajo con una metodología y un encuadre adecuados.


Las sesiones habitualmente tienes una duración de 50-60 minutos. En ocasiones pueden tenar una duración superior, de unos 75 minutos, en función de la frecuencia de las sesiones y del proceso de cada persona.

La frecuencia de las sesiones varia según el tipo de problemática, y se puede ir reduciendo a medida que avanza el proceso, hasta conseguir los objetivos planteados al principio.

Primera consulta gratuita. 


En caso de ser necesario, se considerara la posibilidad de hacer llamadas telefónicas de apoyo entre sesiones, y/o sesiones de psicoterapia online (ver Psicoterapia online).